Arquitecto personal para tu tranquilidad en tu reforma

Los conocimientos técnicos y del espacio que aporta un arquitecto nos ayudan a manejar muchas más posibilidades. Un arquitecto será capaz de aportar diferentes soluciones a su reforma, además de ajustar el proceso a la legalidad vigente.

La reforma es más fácil gracias a un arquitecto personal

Contratar en vuestra reforma a un arquitecto no tiene porqué ser más caro, porque en realidad no estamos contratando a un arquitecto y a un obrero por otro lado, sino que a menudo el arquitecto es a la vez la empresa de reformas, y tratará de ofreceros un precio tan competitivo como pueda proponer cualquier otro contratista.

Espacios arquitectónicos en reformas y obras

El arquitecto tiene la habilidad para interpretar los espacios y ver posibilidades más allá de lo que pueda parecer lógico en primera instancia. Donde todo el mundo ve una habitación tras otra, el arquitecto se imagina el espacio al completo y puede reorganizarlo siendo capaz de imaginar si los nuevos espacios resultantes son adecuados o no.

Cuéntanos tu proyecto de reforma
y obten los mejores presupuestos
Una reforma integral que modifique la estructura de la vivienda

Con cambios sustanciales estructurales es muy importante contar con un arquitecto que elabore un proyecto técnico, ya que será el documento requerido por el Ayuntamiento de la localidad a la hora de conseguir los permisos pertinentes. Además, el arquitecto te informará sobre los permisos y licencias necesarios para realizar tu reforma adaptándose a la normativa legal vigente.

El arquitecto es la persona idónea para asesorarte con el tipo de reforma que tienes en mente

Con sus conocimientos, te orientará sobre la distribución que más se ajuste a tus necesidades, los tabiques que puedes tirar para conseguir un interior más amplio y todo tipo de consejos para que tu vivienda o local sea perfecto a nivel funcional y estético. Él es el técnico indicado para convertir en realidad todo lo que tú antes has ideado.

Contratar un arquitecto no es caro, con Atiendan dispondrás de un técnico cualificado

Mucha gente se cree que contratar a un arquitecto es muy caro, pero no es cierto. Si contratas los servicios de Atiendan dispondrás:

  • De los servicios de un técnico cualificado que te acompañará durante todas las fases del proceso.
  • Te ayudará a dar forma a tus ideas de reforma, hará todo el papeleo relacionado con las licencias necesarias y te ayudará a seleccionar el mejor presupuesto de las empresas de construcción elegidas.
  • Después, te acompañará durante las obras para que todo salga a la perfección y no tengas ningún sobresalto.

Atiendan te ofrece la tranquilidad que necesitas para afrontar cualquier tipo de reforma.

En absoluto. Atiendan te cobrará por su servicio integral de reformas y el arquitecto está incluido en ese servicio.

Todos sabemos que llevar a cabo una reforma en tu vivienda o local, ya sea parcial o integral, es un proceso que requiere paciencia y, sobre todo, rodearse de profesionales con los conocimientos y la experiencia necesarias para poder acompañar al cliente durante todo el proceso y le ofrezcan la confianza para tomar las decisiones más acertadas en todo momento.

El trabajo del arquitecto consiste en asesorar, informar y ayudar al cliente

La gente suele pensar que un arquitecto puede llegar a imponer sus ideas a la hora de hacer una reforma, pero nada más lejos de la realidad. Su trabajo realmente consiste en asesorar, informar y ayudar al cliente en todos los aspectos técnicos de la reforma y sobre todo a elegir correctamente aspectos tan complicados como los materiales de una obra, la empresa que va a ejecutarla o los trabajos a realizar.

La visión del arquitecto le permite optimizar los espacios

Hay que tener en cuenta que la visión espacial que tiene un técnico no tiene nada que ver con la nuestra. Su visión profesional le permite optimizar  y percibir la reforma con la alineación y las proporciones perfectas en todas las estancias del local o la vivienda. Por tanto, es capaz de ofrecerte una amplia variedad de alternativas, con diseños únicos y personalizados que te pueden ayudar a satisfacer tus gustos estéticos y tus necesidades funcionales.

La figura del arquitecto te permitirá llevar acabo tu reforma de una manera mas tranquila y disfrutar del proceso.

Debemos dejar a un lado esa visión anticuada del arquitecto como el profesional sabelotodo que viene a llevarse nuestro dinero. Todo lo contrario, debemos verlo como un socio o un aliado que nos guiará en el, a veces, complicado proceso de una reforma. Este proceso será mucho más tranquilo si se contratan los servicios de una empresa experta en reformas como Atiendan.

  • Un arquitecto se fija en los detalles y acabados y se asegura de que todas las líneas se aprecien con nitidez y que todos los acabados se ajusten a la perfección al espacio disponible. 
  • Es un experto en todos los detalles por pequeños que sean.
  • Además, a un nivel meramente práctico, con sólo echar un vistazo a los trabajos que se están llevando a cabo en la reforma, sabrá si los obreros están haciendo bien su trabajo o no y podrá corregir cualquier aspecto que no se ajuste a lo pactado desde un principio.

Un buen arquitecto debe ser ante todo un profesional con experiencia y perfectamente cualificado para su puesto. Su principal cometido es aportar soluciones a cualquier tipo de reforma y ofrecer distintas propuestas dependiendo de la problemática que tenga cada obra, siempre velando por los intereses y las necesidades del cliente.

En la fase de desarrollo del proceso

No está de más que el arquitecto muestre al cliente trabajos anteriores que guarden algún parecido con la reforma que se está acometiendo en esos momentos, para comprobar su profesionalidad y su capacidad para elaborar proyectos de todo tipo. El cliente debe entender y descubrir todos los métodos y herramientas que utiliza el profesional para ser consciente de su potencial a la hora de superar todos los desafíos que conlleva cualquier reforma.

El arquitecto es el profesional capacitado para darle todas las soluciones que necesita, en base a la idea de reforma inicial

Las principales habilidades del arquitecto son:

  • La versatilidad y su capacidad para gestionar equipos. 
  • Debe manejar distintos estilos de reforma y ofrecer el mejor para cada caso.
  • Su capacidad de gestión para resolver con eficacia cualquier problema que se pueda dar, tanto de tipo administrativo o burocrático o de tipo operativo con las personas que están trabajando en la reforma.
El arquitecto debe ser una persona empática y que sepa escuchar al cliente.
  • Debe saber plantear sus propuestas y sus consejos, con los pros y contras que tiene cada alternativa para que el cliente disponga de toda la información y pueda decidir de la manera más correcta.
  • El técnico debe tener una actitud totalmente abierta y flexible con la persona que desea hacer la reforma y ser muy respetuoso con sus opiniones.
  • Su labor es la de informar y asesorar, nunca la de imponer, por tanto deberá acatar la decisión final del cliente después de haberle dado toda la información relacionada con la reforma.
El arquitecto debe ofrecer:
  • Soluciones a problemas de espacio, distribución y estética.
  • Debe pensar en conseguir la mayor eficiencia energética del local o la vivienda, ofreciendo soluciones para reducir gastos en base a las posibilidades constructivas del edificio y a la normativa vigente.

La ley limita las emisiones de una vivienda y las características de construcción mínimas para lograr la máxima eficiencia energética, de ahí que el diseño inicial deba cumplir estas prerrogativas y una de sus funciones es doblegar los esfuerzos en esa dirección, utilizando todos los medios humanos y tecnológicos a su disposición para conseguir el mayor ahorro energético posible para el cliente.

El arquitecto, una vez ha desarrollado el proyecto técnico acordado con el cliente, supone una inestimable ayuda a la hora de elegir el mejor presupuesto.

Una vez seleccionadas las mejores empresas, el arquitecto supervisará con el cliente la recepción de los presupuestos que presentan estas empresas para acometer la reforma. Cada presupuesto presentado deberá mostrar la misma información para poder compararlos en igualdad de condiciones y comprobar los plazos de ejecución, materiales empleados, precios, etc.

El técnico aportará su experiencia y conocimientos para asesorar al cliente sobre el presupuesto que mejor se adecúa a sus necesidades y a la propuesta de reforma presentada.

Cada empresa trabaja de distinta manera y ejecuta un plan de reforma con diferentes directrices, por tanto, un técnico especializado que sepa comparar bien los distintos presupuestos será muy importante para que el cliente tome la decisión más acertada.

Normalmente, cuando nos dan un presupuesto lo primero que miramos es el precio, pero con el consejo de un arquitecto experto miraremos otros aspectos importantes como los distintos plazos de ejecución, la flexibilidad para adaptarse a posibles cambios que pueda pedir el cliente, los materiales propuestos, las formas de pago, etc. Esos detalles, que para cualquier persona no profesional pasarían inadvertidos, un técnico los sopesará convenientemente e informará en todo momento al cliente para que esté al tanto de todo.

El técnico debe mantener una comunicación fluida con el cliente y con un trato directo, sin intermediarios, durante todo el proceso.

El cliente debe enterarse de primera mano de cualquier novedad que se produzca en la reforma y, en caso de haber algún cambio o modificación sobre lo que se acordó previamente, el arquitecto le comunicará las alternativas y sus recomendaciones para que el cliente pueda decidir.

Por su parte, el cliente comunicará al técnico cualquier aspecto con el que sienta algún tipo de disconformidad, para tratar de solventarla en el menor tiempo posible. El arquitecto deberá comunicar puntualmente a su cliente si se están cumpliendo todos los plazos pactados y si las obras se están llevando a cabo con la normalidad esperada.

En aspectos tan delicados como los posibles conflictos con los vecinos durante las obras, el arquitecto acordará con la empresa encargada de realizar la reforma, medidas concretas para minimizar las molestias a los demás propietarios del edificio, como la utilización de un elevador en la fachada para evitar la utilización del ascensor en la subida de materiales o la instalación de una trompa para las labores de desescombro.

De esta forma, el cliente estará en todo momento tranquilo por las posibles quejas de los vecinos. Como siempre, el arquitecto es el encargado de proteger a su cliente de cualquier problema que pudiera surgir. Atiendan proporciona la figura de este profesional imprescindible dentro de sus servicios integrales de reforma.

Si trabaja con nosotros conseguirá condiciones especiales y descuentos con todos nuestros partners.

Contacta con nosotros

ESCRÍBENOS PARA MÁS INFO
info@atiendan.com
LLÁMANOS PARA MÁS INFO
T. 91 567 84 57
DÓNDE ESTAMOS C/ ORENSE, 85
EDIF. LEXINGTON
28020-MADRID